Se ha producido un error en este gadget.

martes, 11 de agosto de 2009

San Güicho

¿Hasta dónde puede llevarte un antojo a mitad de la noche? Pues a mí me llevó del refrigerador a la sangüichera, que le puede pasar a un glotón en ese camino... se que dirán que nada.

Ahora puedo decir que casi pierdo ambas uñas de los pulgares, ¿cómo? aún no entiendo como fué, pero fue la sangüichera!!!

El saldo, un sagüicho quemado, dos uñas rotas casi a la mitad que de milagro no se desprendieron.

Puede ser esto una señal de que deje de cenar cosas que no debo.


Para reparar una uña que esta rota casi a la mitad:

1. corta cinta adhesiva, tanta como sea necesaria para cubrir la parte rota o levantada.
2. recorta la cinta sobrante con unas tijeras y dale la forma de tu uña.
3. usa barniz para uñas transparente o de algún color psicodélico para llamar la atención.

http://emo.huhiho.com

3 comentarios:

anza dijo...

Hahaha manis es que el antojo es el anrojo yo por esos ataques de se me antojo me he levantado onda 2am para prepararme unos huevos divorciados jaaaaaaa, y para tus dedos te mando un masajito estilo "chocolate molinillo" jaaaa te quiero manis

Anónimo dijo...

No,no,no......siempre hay que tener un refri. en la habitacion, para no tener accidentes...

Yogui dijo...

jejejejeje, inches munchies ¿no? Lo bueno es que mi sueño es tan pinche pesado que pocas veces me ha pasado. ¡waters con los dedulces!