Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 25 de julio de 2011

Del Consul-torio

Hoy aparenta ser un día "huevo", parece que se las han arreglado los dueños de perros, gatos, peces y otros bichos para echarles un ojito en vacaciones y alejarlos de la basura, embutidos y otros peligros para los peludillos y escamosos inquilinos que comparten piso, y claro que me da tiempo de darme una escapadita y publicar en mi blog lleno de telarañas.

Hace un rato llegaron dos señoras muy pachorrudas con una niña que en par de años seguro se volverá igual o peor. Una agarro asiento en un banco escalera junto a los gatos,
la otra demandaba servicio de estética para el cachorro que traían por solo $50 (mi colega no me comentó nada así que recité las cuotas normales, y le sugerí esperar a mi colega quien había salido a hacer unos encargos.

La señora pachorruda 2, pareció molestarse al grado que empezó de quejica, que si el pasaje a su pueblo era muy caro, que mejor pagaba en otros consultorios de su pueblo, que no iba a esperar, que si yo no podía hacer el trabajo, etc, etc.

-Esta bien... Yo hago el trabajo, pero el costo no lo respaldo hasta que regrese mi colega.

-Pero es que yo no voy a esperar tanto, mi pueblo esta muy lejos, yo tengo un hijo, mire la hora que es, a mi otro perro la hacen por $130 como me va a cobrar $100 si esta bien chuiquito este, y luego la vacuna, ¿qué no es una nada más y ya?... (NO ME PASE 5 AÑOS DE IDIOTA EN LA FACULTAD... Y AHORA, PENSAR QUE GASTO MI TIEMPO INUTILMENTE ESTUDIANDO TODAVÍA, ESA SEÑORA DEBIÓ DE SER MI MAESTRA, SEGURO SABE MÁS).

La niña: -Mamá si que lo haga, vamos a esperar al otro doctor para ver que dice. (AL MENOS ESA NIÑA SI ERA COHERENTE).

La otra señora: -Pues como tu veas...

¡Cortarle el pelo a un perro y encima cachorro es tan tardado como cortarle el pelo a un niño chillón, no hay tecnología que acorte tiempo y costos!

Y después de su letanía y querer verse como toda una señora de televisa (con todo y su hablar naquillo), salió diciendo pestes y que mejor iría a la veterinaria de a la vuelta (que ni son veterinarios y ni se ve donde y cuando les cortan el pelo, eso es malo señores), para llevarse el chasco de su vida.

Ni cuando llegó,ni cuando entró saludó, se despidió, por favor, gracias, NADA.

Prefiero dejar pasar ese tipo de clientes molestos, que a la larga solo traen problemas y sin sabores. Que la AGUANTEN EN SU CASA. Y mejor si no baja de su pueblo. ¡¡JOER!!

viernes, 17 de junio de 2011

"Minino"

Visitando el blog de Tus "Destos" en mis Sueños (que esta genial, visitenlo), leyendo "Otra entrada de Nada", me acordé de algo trivial, osea nada, pero ah! que cotorro!!

Y como empezaba mi abuelita cuando contaba un chiste: Ahí tiene tú que estabamos en el consultorio, cuando entró una señora de esas que se se sienten bien frufrus porque andan weras (ya le voy a bajar con las weras, no vaya a ser que un día despierte rubia), pero que no le dió tiempo de peinarse y anda apurada para preparar la comida, y preguntó con cara apretada:

-¿Tiene "minino"? (con tono fresanaquense y en voz bajita)
-¿Disculpe?
-¿Qué si TIENE "MININO"?

Tenemos un exhibidor de animalejos en la entrada y en ese momento teniamos un par de gatifas que estaban en busca de casa...

-Tengo dos (y aqui me reí para adentro jejejeje)

Y creo que no le hizo gracia, dejó escapar un <> aristocrático, y apretó más la cara hasta que empezó a hacer muecas como de señora en "palacio de fierro" o en la "alberca de higados" que no encuentra el vestido más caro.... Y fue ahí cuando me di cuenta de que era lo que buscaba

-Ah! alimento "minino", no, no tenemos.

Acto seguido se fue con un rictus de enojo a buscar el "minino" en una tienda departamental de granprestigio.

-Dipcionario-

Minino: del reino animal, criatura felina que maulla, tapa sus heces con arenita, y se lava después las manos con su propia saliva. // Alimento muy barato para mininos. //Alimento pirata y copia fiel (a veces con más colorcito o descolorido) del alimento que prefieren 8 de cada 10 gatos.



lunes, 6 de junio de 2011

De pelonas y santos

De camino a casa tomo el tren, y es divertido observar a la gente, aunque la mayoría de las veces es aterrorizante, ya que después de pensar muchos años que la freak era yo, creo que soy más normal de lo que me imaginaba; y si, asusta pensar que cada día tienes que salir a corretear la chuleta y no sabes que gente se saldrá de sus casillas y te va a brincar al cuello cual zombie para arrancarte un trozo con saña (o la cartera).

En los últimos días, muchas mujeres se han teñido el cabello... de nuevo (que seguramente se les veía la raíz), y con espanto les veo las ideas, es decir, se estan quedando pelonas y muchas son apenas unas niñas. Si un tinte hace que se te caiga el cabello más rápido que el paso de los años, y debajo del cabello esta el cuero cabelludo, y tejidos, y craneo y... ¡EL CEREBRO! ¡Oh, dios mio! ¿será posible que los químicos de un tinte lleguen a afectar el comportamiento y desempeño de la persona que se tiñe? Una chica teñida le pegó al chico con el que iba, luego se rió, lo besó y después se enojó y lo golpeó de nuevo...

Muchos chicos se rapan y se tiñen mitad "weros", andan con playeras de conjuntito de trusa, un chorro de collares de chaquiras y uno que otro escapulario, tatuajes malos de malo y además se depilan las cejas como David Bowie, no se como les dirán, pero yo les digo "los san juditas", porque cuando más proliferan es durante las fiestas de san juditas... llevan a cuestas una figura de San Judas, unos las llevan chiquitas, otros grandotas, otros un monigote; cuando los veo, temo por las sor juanas que llevo en mi cartera y no me queda mñas que hecharle una rezada al santo de las causas dificiles: San Juditas.

Puras alucinaciones mías, o ¿será verdad?

martes, 26 de abril de 2011

El "Leòn" cree...

... que todos son de su condición. Ayer sucedió de nuevo, entró una señora mayor con aires de no querer arrugarse (envejecer) a toda costa, toda una "forever young" con cara de estar algo loca. Me saludó amable y yo también. Abrió un gran bolso lleno de bolsitas y sacó un adorno para el cabello hecho con listones y elásticos de colores, sin darme tiempo de nada me puso tres en las manos:
-Yo la misma las hago, ya sabes que siempre nos gusta traer algo bonito en el cabello, las estoy dando a dos por $5


-...
-Pero mira tengo de todos los colores, también blancas, ya sabes, el blanco combina con todo, pero mira si estas no te gustan traigo más...

(Y valla que traía)

-... esta moradita, para que combine con tu camisa azul,
-(¡¡no es una camisa!! ¡¡ARGHH!!)
-pero tengo de todos colores ¡eh!, verdes, amarillas, rojas, como dicen, están bonitas que parecen caramelos...


Y creo que después de eso se dio cuenta que jamás iba a dar mi brazo a torcer, porque ya estaba yo pensando en como decirle que aunque greñuda soy, no me gusta colgarme luces neón en la cabeza con un perico parlanchín para que todos me volteen a ver...


Le dí las gracias y no le compré nada (jajaja) y creo que se ofendió un poco.

Lo mismo pasó con una señora "joven" en vías de metamorfosear en una "forever young" algo loca, entró al consultorio y empezó:

-¡Hola! Me llamo... Eufrosina (no se, no me acuerdo como se llamaba), estoy vendiendo productos de Avón y de Tupperware.



Acto seguido sacó dos catálogos más hojeados que libro vaquero en baño público e insistía mucho en que los viera yo también.

-Mira, velos, hay maquillaje y perfumes, ¡todo está muy barato! y los "topers" para la comida también, vienen "diseños muy padres" (me choca que digan eso)...

Creo que se dio cuenta de mi cara y de los doctores que aguantaban la risa y las ganas de decirle a la mujer que perdía inútilmente su tiempo.


-Gracias, no uso maquillaje, gracias otra vez pero no me interesa...

E insistente y reacia a perder su batalla de vendimia se atrevió:

-Pero bueno, si tu no lo usas, mira te dejo mis catálogos para que le vendas a tus amigas y tus familiares, si te piden algo me hablas y te lo traigo...

-...ehm... (¿cómo decirle que las mujeres a quienes quiero, admiro y conozco no usan maquillaje de payaso?) En serio, gracias pero no me interesa

La mujer derrotada salió con expresión de enojo y cansancio llevándose sus catálogos como perros sarnosos que una vez recogió y ahora no puede soltarlos porque van con ella a todas partes...

Me incomoda que las mismas mujeres crean que todas somos consumidoras, amantes de la moda, de los "diseños padres", inseguras, y que lo máximo sería llegar a ser como cualquiera de las conductoras que salen en la tv, en las novelas apestosonas...

Y luego se quejan y andan ahí llorando, pero bien que leen tv&novelas en la fila del super, verdad?

martes, 1 de febrero de 2011

Martes rarillo

Hoy fue un día relativamente malo en el consultorio... poca acción médica en pocas palabras, aunque tuvimos la visita de varios personajes, en realidad 3 únicamente, pero que desencajan con todo lo demás.


La astróloga en bicicleta

Yo la llamo la señora loca de la bici, es una mujer mayor, tal vez de 50 años; la primera vez que la vi iba llevando una bici, como de niño, con canastilla al frente (en la que siempre lleva bolsas de plástico a mi gusto misteriosas), se detuvo, y preguntó si teníamos comida para gato (todavía no la teníamos cuando aquella primera vez que crucé palabra con ella), muy agradable se despidió y dijo que después volvería. Pasados algunos días la volví a ver, pero pasó por la acera de enfrente, y así varios días, luego no la veía pasar; en una ocasión que pasaba observé que la llanta trasera de su bicicleta de niño estaba ponchada y además chueca (quiero resaltar, que nunca la vi montando la bici), a los pocos días ya no existía esa llanta, únicamente la llanta delantera. Hoy se detuvo, y me hizo dos preguntas: ¿Te interesa algún producto naturista o herbolario para curar dolores de huesos, de menopausia, de menstruación? No, muchas gracias -le dije, Pero son muy buenos -dijo ella, En verdad gracias -volví a decir.
Y luego me enteré de que es astróloga: ¿Y no sabrás de alguien que le interese que le lea las cartas? Por que tengo un pariente que sabe, y pues en vez de quedarme a ver la tele o no hacer nada, le dije que me enseñara, ya sabes, todo eso de hacer preguntas, y le pedí prestado su tarot, y pues me dije que si aprendía bien, le seguía y si no, pues ya otra cosa haría, ¿No te animas a que te lea las cartas?, No gracias, pero si se de alguien te diré ya que te he visto pasar varias veces -le dije; antes de irse preguntó de nuevo por el alimento de gato, ya que dice tener un gato blanco. Me dio una copia con propaganda astrológica, resaltando que en todas las lecturas se incluye un amuleto y algo de herbolaria, un número de móvil y firmado: Astróloga Lizbeth. Se despidió con una sonrisa y medio cerrando sus ojos con sombra azul, se fué con su bici de una sola llanta de goma y la otra de fierro rechinando sobre la acera, caminando medio descalza con un esbozo de lo que fueran sus zapatos. Siempre con su bici, como un ciego a quien lo lleva su lazarillo.


La señito del chemo

Antes de entrar de lleno en la historia de este singular personaje, alguien ha de preguntarse ¿qué es el CHEMO? No es más que resistol o mejor dicho, pegamento industrial, muchas personas se drogan empapando un trozo de tela y van aspirando esta sustancia.
Esta señora llegó en diciembre al consultorio atraída por una camada de cachorros que teníamos ahí, nos saludó y nos dijo que teníamos que cuidarlos bien, darles agua tibia y mucha comida, por que en caso contrario, se enfermarían hasta morir (los tres colegas nos volteamos a ver entornando los ojos discretamente como preguntándonos si sabría la señora en donde se encontraba), acto seguido preguntó el precio de los cachorros, y mencionó que daría aviso a su hermano que quería un cachorro, sonrió y se fue. ¿Qué como se que andaba con el chemo? Pues fácil, el peculiar olor, y la desorientación la delataron. Hoy la vi pasar, con su cabello largo y negro a la mitad de la espalda, su mochila verde militar, y sus ropas azul marino, de baja estatura, regordeta y muy morena, iba comiéndose un chicharrón "preparado"... Creo que hoy iba "limpia".


El poeta beodito

Mientras me disponía a retomar la lectura de "Las Intermitencias de la muerte" pasó un hombre medianamente joven, moreno de cabello corto con una camisa de mezclilla y una chamarra debajo de la primera,comiendo pepitas y como buen cochino, escupiendo las cascarillas en la calle. se detuvo a leer un anuncio de una persona que vende conejos y gazapos, de pronto se vuele y dice: ¿gazapo es el conejo chiquito? SI- le contesté, ¿García Lorca tiene un libro que se llama Gazapo? No, -dije, y entró y continuó ¿Puedo ver los peces? No tengo por ahora -dije, ¿Y qué es lo que lee? Las intermitencias de la muerte, ¿De quien es? DE SARAMAGO -dije empezando a fastidiarme, ¡Ah! si... el que hace poco se murió, pero digame tres libros que le hayan parecido muy bellos...

(En este punto en verdad que me estaba sacando de mis casillas, me levanté del banquito y puse expresión dura, su voz como cantinflezca y extraña, sus ojos que veían cada uno en diferente dirección y a cada palabra sacaba una pepita de la bolsa de su camisa... y me pareció que olía a "chupirul" (trago, alcohol), si, me fastidió)

... A lo de los tres libros le dije que no recordaba ni uno solo, y el epezó a nombrar tres, que uno de Nietzsche, otro de Rimbaud y los poetas malditos, y terminó con Borges, que si había yo leído el Aleph, que yo era un personaje en ese escrito... ¿Puedo describir su personaje? No, -dije ya en serio enojada, ¿Me regala 2 minutos? No -dije otra vez. Pero lea el Aleph, ahí aparece usted con su bata blanca y hablando yo con usted como ahora... Creo que distinguió mi enojo entre todas esas pepitas que se había venido comiendo y se fue diciendo que leyera el Aleph. Este último personaje me parecó engendrado en los mñas oscuros y nada ventilados rincones de la Facultad de Filosofia y hirebas, perdón... letras...




El trapo... EL TRAPO, EL TRAPO, EL TRAAAPOO!!

lunes, 10 de enero de 2011

Ayer

Me ha atacado de nuevo el insomno que no me daba hace mucho, y no me gusta porque pensar en la noche no es bueno (me acordé del dios Eolo jejeje). No me gusta 'goglear', no me gusta ver, no me gusta leer, me duelen los ojos, me da miedo, me duelen las manos, me duele el cuello, la cabeza y el corazón.

¿Qué de malo tiene hechar un ojo en la espalda y ver las cuestas y los diferentes recorridos hace años? Nada, eso, solo eso... nada, y de pronto se puede ver un gran libro lleno de anotaciones en toda el alma, en la piel, en los huesos, en los años; algunas de estas notas son fugaces y otras profundas como tatuajes viejos que apenas se distinguen, pero que con solo pasar la vista sobre ellos, se puede estar cierto de como fueron al princpio. Siento un dejo de nostalgia con confusión que más bien es interrogación, sin embargo me siento afortunada.

Ha sido buena la vida hasta ahora, ha sido bueno el camino dentro de todo, estoy cerca de casa.

martes, 28 de diciembre de 2010

El mejor regalo de navidad

La mayor parte de las veces, si no mal recuerdo, creo haber sido un tanto grinch y biliosa en la temporada navideña. Este año no fue así.

Hace ya unos meses compré un regalo, que no sabía cuando ni como darlo, sabía que el color era el correcto, el modelo también por recordarme los relojes digitales de cuando niños, osea bien ochentero, con lucecita azul (del azul que me gusta)

Sin esperarlo recibí el mejor regalo de navidad, una gran sonrisa y el cálido amor que emana de tu corazón, y tu risa que me llena de luz cuando prendo la lucecilla azul de tu nuevo clocky.

Gracias Santa short :D