Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 6 de junio de 2011

De pelonas y santos

De camino a casa tomo el tren, y es divertido observar a la gente, aunque la mayoría de las veces es aterrorizante, ya que después de pensar muchos años que la freak era yo, creo que soy más normal de lo que me imaginaba; y si, asusta pensar que cada día tienes que salir a corretear la chuleta y no sabes que gente se saldrá de sus casillas y te va a brincar al cuello cual zombie para arrancarte un trozo con saña (o la cartera).

En los últimos días, muchas mujeres se han teñido el cabello... de nuevo (que seguramente se les veía la raíz), y con espanto les veo las ideas, es decir, se estan quedando pelonas y muchas son apenas unas niñas. Si un tinte hace que se te caiga el cabello más rápido que el paso de los años, y debajo del cabello esta el cuero cabelludo, y tejidos, y craneo y... ¡EL CEREBRO! ¡Oh, dios mio! ¿será posible que los químicos de un tinte lleguen a afectar el comportamiento y desempeño de la persona que se tiñe? Una chica teñida le pegó al chico con el que iba, luego se rió, lo besó y después se enojó y lo golpeó de nuevo...

Muchos chicos se rapan y se tiñen mitad "weros", andan con playeras de conjuntito de trusa, un chorro de collares de chaquiras y uno que otro escapulario, tatuajes malos de malo y además se depilan las cejas como David Bowie, no se como les dirán, pero yo les digo "los san juditas", porque cuando más proliferan es durante las fiestas de san juditas... llevan a cuestas una figura de San Judas, unos las llevan chiquitas, otros grandotas, otros un monigote; cuando los veo, temo por las sor juanas que llevo en mi cartera y no me queda mñas que hecharle una rezada al santo de las causas dificiles: San Juditas.

Puras alucinaciones mías, o ¿será verdad?

1 comentario:

Yogui dijo...

A fin de cuentas, cuando somos unos chiquillos pañaleros, todos seguimos una cierta moda y no nos damos cuenta de las mamadas que nos poníamos sino hasta que sacamos del baúl las viejas fotos de las que nuestros hijos se ríen.